lunes, 16 de junio de 2008

Conociendo

¿Cómo se conoce un barrio?
no mirando el lugar, sino viviéndolo.



Se va a visitar sus rincones,
paseando la vista por sus balcones.
Se va a sentir el sol sobre la plaza,
punto de encuentro.
Se descubren sus melodías
escondidas en algun instrumento
y algunas sonrisas.
Se disfrutan sus colores y sus aromas.
Se juega a seguir sus formas.
Se revive su historia, de la mano de sus referentes.
Se camina sus callesitas, vestidas con adoquines.
Se mira el cielo que es siempre el mismo
pero no se ve igual desde cada esquina.
Se consiguen recuerdos del lugar.
Se deja caer la noche,
para volver a ver todo lo mismo
pero diferente.

Pero para conocer un lugar...
es necesario conocer su gente,
alma del lugar.
Cuantas historias reposan
en un solo suelo.
San Telmo y Celes.

12 comentarios:

Damian! dijo...

Conocer lugares es hermoso... Mientras mas lugares se conozcan mas historias se pueden contar...
Saludos Celes!!!

Ariel de Castro dijo...

las fotos tambien son tuyas??
muy bueno!
saludos

bett/ dijo...

es la magia de conocer.... q bonito...

virginia dijo...

y pensar que estos lugarcitos tan diminutos en un mapa glopal aún no resuelto, signifiquen tanto en nuestra vida.. marcan nuestra identidad, ese recorrer diario por calles que si pudieramos arrancaríamos un poquito de cemento para guardar en un baúl, el nuestro.
es que esas calles nos conocen tanto!! (que aveces tengo miedo que hablen jeje...)


besitos!
como siempre... hiiiirmozo..!

Floretta dijo...

san telmo es, definitivamente, uno de mis barrios favoritos (los otros son: barracas -el mío-, caballito, palermo y recoleta)

beso enooooorme
espero que hayas tenido un muy buen martes que parece lunes.
:)

Diego López dijo...

esas casas me hacen escribir
de algo de algún tiempo
quizás no lo viví
pero lo escribo
como si tuviese en la piel
sus gentes.

qué bonito :)

Socio del Desierto dijo...

A veces me gustaría ser un turista acá en Buenos Aires.
Porque siendo residente uno no sale a recorre, a conocer esos rincones hermosos que tiene la ciudad de la furia.

-Pato- dijo...

Qué hermosa tu mirada Celeste. Es cierto para conocer el espíritu de un barrio es necesario conocer a su gente, me parece ver en esa ventana a una poeta con ojos de cielo.

Besos y aunamos fuerzas a ver si regresa la esperanza.

V. dijo...

callando,
abriendo los oídos
...
caminando,
un barrio se conoce caminándolo

Xaj dijo...

Las voces del barrio que dibujan en las paredes, al lado de la vía, figuritas similares a empedrados y tierra mojada.

Oh los barrios poteños. Oh.

Saluditos.

Dédalus dijo...

A falta de vivir los barrios que visito, yo los respiro: me dejo impregnar de los matices que lleva el aire, los huelo... Ahí están, en esos aromas, sus calles, sus gentes, sus comercios, sus rincones románticos y los otros, los que a veces hieden y se vuelven tan oscuros cuando cae el día...

Besos, Celeste.

Florencia dijo...

El 16 de junio estuve en San Telmo :)
y saqué fotos también.
La vida es una coincidencia.

besos y cariños